lunes , octubre 14 2019
Home / Fernando Franco / La esperanza es lo último que se pierde

La esperanza es lo último que se pierde

En Palacio Nacional persiste el optimismo de que México sí puede crecer 2% o hasta más en este año, pese a los fantasmas que amenazan con evitarlo

Fernando Franco

En el gobierno federal tienen la esperanza de que la economía mexicana crezca dos por ciento o “un poquito más” durante este año, cuando las evidencias muestran que será difícil lograrlo y el grueso de los analistas apuesta por un menor crecimiento.

La Secretaría de Hacienda, que encabeza Carlos Urzúa, recortó, en días pasados, la expectativa de crecimiento de dos a 1.6 por ciento para 2019, una decisión que ya se esperaba y que se traduce en menores ingresos esperados y, por ende, en un menor gasto para los siguientes meses.

Sin embargo, en Palacio Nacional no se pierde la fe de que los resultados sean mejor de lo esperado y que se tenga un crecimiento de al menos dos por ciento, que si bien queda lejos del tan ansiado cuatro por ciento que se fijó la administración de López Obrador para todo el sexenio, va contra todos los pronósticos de los especialistas.

En la última encuesta Citibanamex de expectativas, ninguno de los 25 grupos de análisis que participaron estimó una cifra de expansión de dos por ciento o más para este año, lo cual refleja que el consenso del mercado apuesta por un avance cercano a 1.5 por ciento.

El más optimista de estas 25 instituciones financieras es Invex, que pronostica un avance de 1.9 por ciento. En contraste, el menos positivo es Bank of America Merrill Lynch, que apenas ve un crecimiento de uno por ciento.

Urzúa, en días pasados, dio su total apoyo al presidente López Obrador al decir que la economía crecerá dos por ciento “o un poquito más” este año, aunque dejó en claro que cada quien tiene sus pronósticos.

La fórmula para que la economía acelere su expansión no es un secreto. Se necesita mayor inversión y parece que ésta no fluye como se espera. En el sector privado aún prevale algo de incertidumbre que no deja que los proyectos avancen a la velocidad deseada, mientras que en el sector público, las cosas tampoco andan tan bien. Tan sólo en febrero, la inversión directa cayó 14.6 por ciento de forma anual y, ante el menor gasto que se espera, no es de sorprender que este rubro siga arrojando números rojos.

El sector externo quizá podría ser una palanca de crecimiento, pero en febrero ya mostró signos de debilidad que podrían profundizarse con la desaceleración de la economía estadounidense, el principal socio comercial de México.

El consumo también es considerado una de las palancas que impulsa a la economía, pero tampoco vive su mejor momento. En el último trimestre de 2018, el gasto de los hogares cayó 0.45 por ciento con respecto a los tres meses previos, un descenso que no se veía desde 2010, eso sin contar que la recaudación del IVA, un termómetro del consumo, cayó en los primeros tres meses de este gobierno.

Por otro lado, el panorama externo tampoco da coartada. Aún no hay acuerdo comercial entre China y Estados Unidos. Se empieza a desacelerar la economía de estas dos naciones y de países como Alemania, mientras que en Europa no se ve una salida rápida al tema del Brexit.

El panorama no pinta fácil, pero ojalá los astros se alineen en favor de México y se pueda dar el milagro de crecer más de lo esperado. Mientras eso llega, esta semana se llevan a cabo las Reuniones de Primavera 2019 del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, en las cuales Carlos Urzúa y el subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, estarán presentes para discutir, entre otros temas, el problema que existe en la frontera y un eventual cierre de ésta ¡Suerte a los hombres que conducen la política fiscal de este país!

En corto

Hoy se inaugura el Museo de la Bolsa, evento al cual acudirán altos funcionarios del sector financiero, entre ellos el Secretario de Hacienda y el presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, Adalberto Palma. Para todos los amantes del mundo bursátil, sin duda Mubo será una gran oportunidad de conocer la historia de la Bolsa Mexicana de Valores ¡Enhorabuena!

Twitter: fhernandofranco

Te recomendamos leer

Fernando Franco

Las remesas y la falta de oportunidades laborales

Estas divisas son una parte fundamental para 1.6 millones de hogares mexicanos, pero en el fondo reflejan un problema estructural de la economía mexicana