Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Columna

Economía mexicana: una ‘película de suspenso’ en 2017

La modernización del TLCAN, el plan fiscal de Trump y la inflación fueron algunos de los factores que inyectaron nerviosismo durante este año

Publicado

el

Fernando Franco

El 2017 agoniza. Este año vimos desde la primera fila la ‘película de suspenso’ que protagonizó la economía mexicana y fuimos testigos de algunos cortos del largometraje de ‘terror’ que podría estrenarse en 2018.

Tal como lo parafraseó el exgobernador del Banco de México, Agustín Carstens, “la película de suspenso empezó hace algunos meses” con las constantes amenazas de Donald Trump, ahora presidente de Estados Unidos.

Desde su campaña a la Presidencia, el empresario estadounidense amagó con construir un muro en la frontera con México, modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), reformar el sistema fiscal de EU y renovar su política migratoria.

La incertidumbre y volatilidad no se hicieron esperar. En octubre de 2016, los analistas que participan en la encuesta de expectativas de Citibanamex preveían un crecimiento de la economía mexicana de 2.3% para 2017. Un mes después, cuando Trump ganó las elecciones, la cifra se fue a 1.8 por ciento.

Y así fue bajando hasta llegar a 1.5% entre febrero y marzo del año. Sin embargo, a medida que vieron que las amenazas de Trump no avanzaban como se esperaba, las estimaciones repuntaron nuevamente para ubicarse por arriba de 2 por ciento.

Ante este mejor panorama, aunado a un avance de la consolidación fiscal, que incluye una reducción de la deuda pública como porcentaje del Producto Interno Bruto y un superávit fiscal por primera vez en 10 años, las calificadoras empezaron a ajustar su evaluación sobre México.

Tan solo entre julio y agosto, Fitch, Standard & Poor’s y HR Ratings mejoraron la perspectiva de la calificación crediticia de México, de ‘negativa’ a ‘estable’.

Sin embargo, no todo fue miel sobre hojuelas. En materia de crecimiento, el tercer trimestre del año se vio afectado por los sismos de septiembre, que golpearon a 11 estados del sur y centro del país, provocando una contracción de la economía nacional de 0.3%, algo que no se veía en cuatro años.

Pero no es el único reto por el que ha tenido que pasar México. Uno de los más importantes y con el que aún se sigue luchando es la inflación. Desde enero el nivel nacional de precios se incrementó a raíz del gasolinazo que se aplicó como parte de la liberación de los combustibles.

La tendencia alcista se aceleró para llegar a una cifra bestial de 6.66% en agosto, uno de los niveles más altos en los últimos 17 años. La inflación no cede y se espera que en diciembre alcance otro nivel récord y que en 2018 baje a un menor ritmo del esperado, según las previsiones del Banco de México.

Ante esta situación, el instituto central, gobernado por Alejandro Díaz de León, incrementó cinco veces su tasa de interés este año, para llevarla a 7.25%, su nivel más alto desde marzo de 2009.

Esto cobra especial importancia en un escenario donde el consumo atraviesa por una desaceleración, que se refleja en menos ventas de autos y de las tiendas afiliadas a de la ANTAD, entre ellas Walmart, Liverpool y Oxxo.

Otros dos factores que generaron incertidumbre y especulación este año fueron la renegociación del TLCAN, del cual aún no hay resultados concretos, y el plan fiscal de Donald Trump, que (finalmente) entrará en vigor en 2018, con una reducción de la tasa corporativa de impuestos de 35 a 21 por ciento.

Todos estos temores se vieron cristalizados en el tipo de cambio que, literal, atravesó por una montaña rusa.

El peso es la variable que resiente, en mayor medida, la incertidumbre y volatilidad de los mercados. Tras la victoria de Trump, la divisa nacional alcanzó su nivel más débil y el 19 de enero el dólar se disparó hasta 21.93 pesos.

Sin embargo, a medida que mejoró la perspectiva para la economía mexicana, el peso retomó fuerza y llegó a bajar a cerca de 17.50 unidades por billete verde.

Y, como si fuera en la montaña rusa, el dólar retomó fuerza en el marco de la renegociación del TLCAN y la aprobación del fiscal de Trump. El viernes cerró en 19.7225 pesos, un nivel no visto desde marzo pasado, con lo cual acumula una ganancia en el año de 4.4 por ciento.

Con estas cifras, “sólo hemos visto los cortos de una película; la película de suspenso empezó hace unos meses y la de terror todavía no la vemos”, sentenció Carstens hace unos meses.

¿Con la implementación de la reforma fiscal de Trump, los resultados de la modernización del TLCAN y las elecciones presidenciales veremos esa temible película en 2018? Les platico en la próxima entrega cuáles son las perspectivas.

En corto

Tras los terremotos del 7 y 19 de septiembre, en promedio, 11.9% de las empresas ubicadas en ocho de los estados afectados por estos fenómenos naturales considera que las ventas de sus servicios o productos se verán afectadas en el cuarto trimestre del año, según una encuesta que realizó Banxico.

El instituto central se acercó a directivos empresariales de los sectores manufacturero y no manufacturero (construcción, comercio y servicios, excepto educativos y de salud). Sólo consideró a empresas de más de 100 empleados, por lo que los resultados “no necesariamente reflejan el impacto de los sismos de septiembre en la totalidad”.

Los ocho estados afectados son: Ciudad de México, Morelos, Estado de México, Puebla y Tlaxcala, en la región centro; y Chiapas, Guerrero y Oaxaca, en la región sur.

¡Felices Fiestas!

Sígueme en Twitter: fhernandofranco

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Sistema de Transferencia y Pagos. Optimiza el tiempo de tu empresa.
Publicidad