Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Columna

Crecimiento del PIB de México, expectativa e indicadores relevantes

México hilaría 6 trimestres consecutivos de caídas, algo no visto desde 1982-1983

Publicado

el

Gabriela Siller, 2021

Este año se espera cerrar con una caída del PIB aproximada de 8.7%, que sería la mayor desde 1932, durante la Gran Depresión. A septiembre, México hila 5 trimestres consecutivos con caídas anuales. La serie fue revisada al alza ya que antes se mostraban 6 trimestres consecutivos a la baja.

Todo apunta a que el último trimestre del 2020 también mostrará una caída anual, con lo que México hilaría 6 trimestres consecutivos de caídas, algo no visto desde 1982-1983. Para el primer trimestre del 2021 también es probable una caída anual, que de confirmarse llevaría a México a 7 trimestres de caídas anuales, máximo en registro.

Para el 2021, se espera que del segundo al último trimestre del año se observen tasas anuales positivas de crecimiento, debido a la baja base de comparación de este año, llevando a una recuperación con tasa de crecimiento del PIB entre 2.8 y 3.8%. Al interior, los crecimientos trimestrales se esperan pequeños en la parte alta del rango. Para crecimientos debajo de 3.5% se asumen caídas trimestrales, escenario que se daría en el caso de incremento en el número de infectados y muertos por Covid19, de nuevos confinamientos, de mayor cautela entre consumidores y empresas, por otros factores o por estancamiento en el ritmo de crecimiento de las exportaciones.

Cabe destacar que se espera que, tras el efecto rebote del 2021, México muestre tasas de crecimiento del PIB cercanas a 1.5%, lo que llevaría al PIB a tener una recuperación completa en aproximadamente 5 años. Para efectos de comparación, en la crisis del 2009 el PIB se tardó 6 trimestres en recuperarse completamente, ya que después de caer la economía 5.06% en el 2008 se recuperó en el 2010 con un crecimiento de 5.15%. Por su parte, en 1995 la economía cayó 6.26% y se recuperó creciendo 6.56% en 1996, tomando 7 trimestres la recuperación. Finalmente, en 1932 la economía se contrajo 14.92% y se recuperó en 1933 con un crecimiento de 11.3%. En esa crisis, la recuperación completa de la economía mexicana se alcanzó en 2 años. Así, es probable que la actual crisis económica de México sea la segunda más profunda desde la Gran Depresión y la de más larga recuperación en la historia.

Es importante mencionar que la recuperación ya inició, pero se encuentra lejos de ser completa, pues los indicadores económicos, excepto las exportaciones, están muy por debajo de los niveles pre pandemia.

A septiembre el consumo privado lleva 10 meses consecutivos con caídas y todo apunta a que las contracciones anuales seguirán hasta marzo. Para abril se espera que el consumo vuelva a mostrar un alza anual, por la base baja de comparación, ante el confinamiento y desplome del consumo en abril de este año. Esto llevaría al consumo a hilar 16 meses con caídas anuales, siendo el mayor período en registro. Hasta ahora, el período más largo de caídas en el consumo privado en México ha sido de septiembre 2008 a noviembre 2009, con una caída anual promedio de 5.29%. En contraste, este año se ha visto una caída promedio de 12.3% (a septiembre), siendo la mayor caída para un período igual. A esa caída le sigue la de 1995 con 6.03% y la del 2009 con 5.3%. El consumo se ha visto afectado este año por el confinamiento, la caída en los ingresos de las familias y las expectativas negativas sobre la crisis sanitaria y económica en México, que provoca cautela entre las personas.

Por su parte, la inversión fija bruta agotó el efecto rebote en septiembre, al presentar una caída mensual, después de 4 meses consecutivos al alza. De manera anual hila 20 meses consecutivos con caídas, siendo el mayor período en registro con contracciones anuales. Este año, la inversión fija bruta lleva una caía promedio anual de 20.58%, siendo la segunda mayor en registro, debajo de la caída de 1995 con 35.75%. En otras crisis, la inversión mostró menores caídas: en el 2009 de 11.38% y en el 2001 de 7.18%. Para la inversión fija también se espera que muestre alzas anuales hasta abril. En la serie, que inicia en 1994, solo en dos ocasiones se han observado caídas en dos años consecutivos en la inversión fija bruta: en el 2001 y 2002 con caídas de 7.18% y 2.28% respectivamente, y el período actual con una caída en el 2019 de 4.61% y en lo que va del 2020 de 20.58%.

Desafortunadamente la inversión fija bruta se relaciona con el crecimiento económico de largo plazo. Esto implica que, si México mostraba tasas medias de crecimiento alrededor de 2% hasta 2018, probablemente se tendrán crecimientos de sólo 1.5%, a partir del 2021, a menos que se apliquen políticas con incentivos o que disminuyan la incertidumbre y cautela entre las empresas.

Es evidente que la caída de este año en la economía mexicana no se debe sólo al Covid-19, sino que es resultado de la inercia negativa que se tiene desde finales del 2018 y de la falta de la política fiscal contra cíclica.

Pero no todo es negativo, ya que las exportaciones a octubre (último dato disponible) muestran 5 meses consecutivos de alzas mensuales y en ese mes el nivel alcanzado fue 6.5% mayor al de octubre de 2019. Históricamente el crecimiento de las exportaciones mexicanas está explicado por el crecimiento del PIB de Estados Unidos y esa economía está mostrando un crecimiento mucho más rápido que el de México. De hecho, la Reserva Federal revisó al alza su estimación de caída para este año desde 3.7% a 2.4% y estiman un crecimiento de 4.2% para el 2021, lo que implica que la recuperación completa tomará menos de un año en ese país. Cabe destacar que existe una correlación de 62% entre las tasas de crecimiento anual de las exportaciones mexicanas y el crecimiento de EUA, lo que genera la expectativa de que serán las exportaciones mexicanas las que impulsen el crecimiento del PIB de México en el 2021. Sin embargo, la dependencia con la economía de EUA conlleva riesgos. Existen especulaciones en torno a revisión del capítulo laboral del T-MEC, con la entrada de Joe Biden a la presidencia de EUA y especulaciones en torno a multas a las empresas que operen en el exterior, lo cual afectaría a la manufactura y a las exportaciones mexicanas.

Otros riesgos para el crecimiento en el 2021 en México son: 1) posible subejercicio del gasto de gobierno ante una menor recaudación tributaria, 2) políticas económicas no ortodoxas que generen miedo entre los consumidores y empresas y 3) un desarrollo de la pandemia peor a lo esperado que estanque la recuperación económica, particularmente del sector servicios.

Gabriela Siller Pagaza, PhD

[email protected]

Sígueme en Twitter @GabySillerP

@Banco_Base

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Sistema de Transferencia y Pagos. Optimiza el tiempo de tu empresa.
Publicidad