Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Gabriela Siller Pagaza

Expectativa Económica de Tipo de Cambio, Inflación y Tasa de Interés

Se ve una alta probabilidad de que Banxico recorte su tasa a más tardar el 14 de mayo

Publicado

el

Gabriela Siller

Tipo de cambio

El tipo de cambio depende de muchos factores y bajo un escenario de incertidumbre, la especulación sobre lo que podría pasar toma mayor relevancia en las cotizaciones. Hasta el momento el tipo de cambio ha alcanzado un nivel máximo histórico de 25.7849 pesos por dólar, depreciándose 35% respecto al cierre del 2019 y 37% respecto al nivel mínimo alcanzado en el año de 18.52 pesos el 17 de febrero.

En un escenario central el tipo de cambio puede alcanzar un nivel de 27 pesos por dólar, bajo el contexto de una mayor percepción de riesgo sobre México o noticias desfavorables respecto al coronavirus. En un escenario optimista, donde el número de infectados por coronavirus disminuye a nivel global y no hay noticias que propicien miedo sobre México, el tipo de cambio podría regresar a cotizar alrededor de 22 pesos por dólar.

Finalmente, en un escenario pesimista de mayor percepción de riesgo global y mayor percepción de riesgo sobre México el tipo de cambio puede subir a 29 pesos, reflejando una depreciación de 56% respecto al mínimo del año, depreciación similar a la observada entre agosto de 2008 y marzo del 2009, cuando el tipo de cambio pasó de 9.87 pesos a 15.58 pesos (máximo histórico de ese tiempo). El escenario de 29 pesos, puede activarse en caso de que una segunda agencia calificadora ubique la calificación crediticia de PEMEX en grado especulativo.

Con mucho menor probabilidad está el escenario con tipos de cambio de 30 pesos o más, que podría darse ante una expectativa catastrófica sobre México.

Inflación

La inflación se calcula a través del índice nacional de precios al consumidor y está compuesto por una canasta de productos y servicios que consumen los mexicanos. Se espera que la trayectoria de la inflación esté determinada en los siguientes meses por los siguientes factores:

  1. Actividad económica. Entre menor sea el crecimiento económico, menor la inflación.
  2. Depreciaciones del peso. A mayores depreciaciones, mayor presión al alza para la inflación.
  3. Expectativas de mayores depreciaciones. No sólo son las depreciaciones actuales del peso, sino también la expectativa de que el tipo de cambio podría seguir subiendo lo que presiona al alza la inflación. Por el contrario, si se tiene la expectativa de que el tipo de cambio bajará, la inflación no se presiona tanto al alza.
  4. Precio de energéticos. El precio de los energéticos está directamente relacionado con la inflación. Al bajar, presiona a la baja la inflación y esto ocurre generalmente por rangos de cotización del petróleo.
  5. Escasez. Entre menor sea la cantidad de un producto mayor su precio. Esto es especialmente importante para la canasta básica.

Tasa de Interés

Actualmente el diferencial de tasa de interés entre México y Estados Unidos es de 6.25 puntos porcentuales, en términos nominales y de 4.85 puntos porcentuales en términos reales.

Debido a la holgura económica y al diferencial de tasa con Estados Unidos que se amplió después de que la Reserva Federal decidió recortar su tasa llevándola a un mínimo histórico de 0 a 0.25%, se espera que Banxico siga con los recortes. Se ve una alta probabilidad de que Banxico recorte su tasa a más tardar el 14 de mayo, fecha del siguiente anuncio programado. El recorte dependerá del precio del petróleo, las depreciaciones del peso y la expectativa que se tenga sobre el impacto que estas variables tengan sobre la inflación.

En el escenario donde la inflación baja a pesar de las depreciaciones del peso, dada la holgura económica y el menor precio de los energéticos, la tasa de interés podría bajar hasta el nivel de 4.5% al final del año.

Si la inflación se ve afectada por la depreciación del peso (escenario que actualmente parece ser más probable) la tasa se recortaría 100 puntos base más del nivel actual, es decir a un nivel de 5.5% al final del año.

Si la inflación se ve muy afectada por las depreciaciones del peso y por un posible repunte en los precios de los energéticos, a pesar de la holgura económica, la tasa terminaría el año en un nivel de 6%, es decir sólo 50 puntos base por debajo del nivel actual.

Para Estados Unidos se abre la posibilidad de tasas de interés negativas, en caso de una recesión o de falta de liquidez en el sistema bancario.

Gabriela Siller

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Sistema de Transferencia y Pagos. Optimiza el tiempo de tu empresa.
Publicidad