Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Internacional

Donald Trump seguirá exiliado de Facebook y sus otras redes sociales

La Junta de Supervisión de Facebook criticó la decisión de haber aplicado una suspensión indefinida al ex-presidente de EU

Publicado

el

paquete de ayuda, Donald Trump, China, Twitter

Facebook decidió mantener a Donald Trump en exilio de sus plataformas sociales.

La Junta de Supervisión de Facebook ratificó el miércoles la decisión tomada a principios de año de suspender las cuentas del ex presidente de los Estados Unidos, cortando de tajo su acceso a los servicios tanto de Facebook como de Instagram.

La decisión se tomó inicialmente el 7 de enero de 2021, un día después de que miles de simpatizantes de Trump irrumpieran en el Capitolio de Washington D.C., donde reside el Legislativo estadounidense.

Según las autoridades de Facebook, el ex presidente posteó, durante la jornada del 6 de enero, mensajes que agitaron los ánimos de sus seguidores previo a la irrupción en el Capitolio. Ese día fallecieron cinco personas: cuatro simpatizantes del ex mandatario y un policía.

A pesar de que la Junta de Supervisión ratificó la decisión inicial de Facebook, hizo varios señalamientos sobre la decisión en sí y sobre varias de las políticas de la empresa respecto a la suspensión de cuentas, la supresión de contenidos que considera ofensivos o peligrosos y temas de libertad de expresión en general.

La Junta solicitó a Facebook reexaminar la extensión de la suspensión de Trump. La red social decidió cerrar la cuenta del ex mandatario de manera indefinida, a lo que la Junta respondió que debe darse un período de suspensión más concreto, dependiendo de la gravedad de las sanciones. Para esto, dio a las autoridades de Facebook un plazo de seis meses.

“A seis meses de esta decisión, Facebook debe reexaminar la sanción arbitraria que impuso el 7 de enero y decidir una sanción apropiada. Esta sanción debe basarse en la gravedad de la infracción y los prospectos de daños a futuro. Debe también ser consistente con las reglas de Facebook para infracciones severas, las cuales deben, a su vez, ser claras, necesarias y proporcionales”, se lee en la resolución de la Junta.

También, si Facebook decide restaurar las cuentas de Trump, la Junta señaló que sus reglas deben aplicarse a la decisión, añadiendo que cualquier suspensión de cuentas debe de hacerse con apego a las políticas de contenido de la empresa.

 Añadió una larga lista de recomendaciones, que incluye mayor claridad en las reglas para la imposición de sanciones a cuentas de usuarios influentes, como políticos o figuras públicas.

La suspensión de las cuentas de Trump sigue siendo fuente de controversia, alimentando el debate sobre el alcance de los poderes y responsabilidades de las plataformas de redes sociales a la hora de monitorear el flujo de información en sus páginas.

Después de la irrupción en el Capitolio, tanto Facebook como Twitter y YouTube suspendieron las cuentas de Trump, quien todavía fungía entonces como presidente de los Estados Unidos. Aunque contaba con otros canales de comunicación institucionales, las suspensiones cortaron de tajo una de las líneas directas que mantenía con el público y, sobre todo, con su base electoral.

Políticos, periodistas, analistas de redes, abogados y demás especialistas apoyaron la suspensión, argumentando que los mensajes de Trump contribuyeron al caos en el Capitolio. Otros especialistas consideran que la decisión fue excesiva y que no corresponde a empresas privadas callar a una figura pública y de tanto peso como lo es el presidente de un país.

Varios líderes internacionales vieron las acciones de Facebook y otras plataformas con horror. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), comparó el actuar de estas redes sociales con el de la Santa Inquisición. La canciller alemana, Angela Merkel, calificó la decisión como “problemática”, y el ministro francés de Asuntos Exteriores, Jean-Marc Ayrault , dijo que la suspensión resultaba preocupante.

Facebook, Twitter y otras redes sociales pasaron de ser plataformas de interacción social a una red compleja por la que circulan algunas de las conversaciones más relevantes del momento. En sus páginas abundan fotografías de mascotas, videos vacacionales y comentarios sobre las series de moda, pero también declaraciones oficiales de gobiernos, reportes financieros de grandes empresas y noticias tanto verdaderas como falsas.

La cantidad y relevancia de la información que circula en sus plataformas pesa cada vez más sobre estas empresas, que han tenido que entrarle de lleno al debate sobre los usos (benignos y potencialmente dañinos) que usuarios, empresas, organismos y gobiernos hacen de su servicio.

La Junta de Supervisión de Facebook es uno de los resultados de este debate tanto interno como externo. Es un órgano independiente que resuelve controversias al interior de la plataforma, sobre todo por temas en los que puede haber choques entre libertad de expresión y control de contenidos.

Te puede interesar: Positivo para México desplazar a China como primer socio comercial de EU: Comce

cach

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Sistema de Transferencia y Pagos. Optimiza el tiempo de tu empresa.
Publicidad