Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Internacional

Formalizó EU su propuesta del impuesto mínimo global de 15% a empresas

No aplicarlo socava la capacidad de los países de incrementar los ingresos para hacer inversiones, indicó

Publicado

el

Es oficial; Biden nomina a Janet Yellen como secretaria del Tesoro de EU. impuesto

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció que formalizó su propuesta de consensuar un impuesto mínimo global para las corporaciones de al menos 15% durante las reuniones que ha mantenido con responsables de otros países sobre este tema.

La dependencia estadounidense explicó en un comunicado que ese porcentaje es una base para continuar con las conversaciones con la idea de acordar incluso una tasa impositiva superior.

Durante los dos últimos días, Washington ha mantenido contactos con responsables del proyecto contra la erosión de la base fiscal de las multinacionales, conocido por sus siglas en inglés, BEPS, que corre a cargo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y del G20.

En esos contactos, se han desarrollado discusiones sobre un impuesto mínimo global sobre las grandes corporaciones, que, según el Tesoro, ya han comenzado “de forma seria”.

El Ejecutivo estadounidense explicó que durante las conversaciones ha manifestado su creencia de que “la arquitectura impositiva internacional” debe estabilizarse y que el campo de juego global debe ser justo.

En ese sentido apuntó que debe crearse un ambiente de colaboración entre los países para mantener las bases impositivas y garantizar que la tasa a las corporaciones sea “justa” y responda a las necesidades de la economía del siglo XXI.

El Gobierno del presidente Joe Biden reiteró que con un impuesto global corporativo “a cero” a día de hoy se ha producido una carrera a la baja en las tasas impositivas a las empresas, lo que socava la capacidad de los países de incrementar los ingresos para hacer las inversiones necesarias.

El Tesoro aseguró en su nota que Estados Unidos se siente alentado “ante la recepción positiva” de sus propuestas y el “progreso sin precedentes” para establecer un impuesto global corporativo.

Desde su llegada a la Presidencia, el pasado 20 de enero, Biden ha puesto en cuestión los tabúes económicos asentados en Estados Unidos desde la década de 1980 al apostar por una destacada intervención estatal y un refuerzo de los endebles sistemas de bienestar social.

Para sufragar este alud de gasto público, el actual mandatario estadounidense plantea una subida de impuestos para las grandes empresas, con un alza de la tasa impositiva de 21 % actual a 28%, y limitar las maniobras de evasión a través de paraísos fiscales.

Además, Biden pretende aplicar un impuesto mínimo de 1 % sobre los ingresos contables, los que reportan a los inversores, a diferencia de los ingresos que se reportan a la Hacienda estadounidense.

er

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Sistema de Transferencia y Pagos. Optimiza el tiempo de tu empresa.
Publicidad