Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Internacional

Murió el expresidente argentino, Carlos Menem, a los 90 años

El actual presidente, Alberto Fernández, manifestó su “profundo pesar” por el deceso

Publicado

el

El expresidente de Argentina, Carlos Menem (1989-1999), que marcó una época en los 90 por su personal estilo de ejercer el poder y su gestión liberal de la economía, así como por los escándalos de corrupción, murió este domingo a los 90 años en la clínica de Buenos Aires en la que se encontraba internado desde hace dos meses, aquejado de diversos problemas de salud.

El actual jefe de Estado, Alberto Fernández, también peronista, como el difunto político, manifestó su “profundo pesar” y decretó tres días de duelo nacional en memoria de quien, “siempre elegido en democracia”, fue gobernador de la provincia de La Rioja y presidente de la nación, pero también senador, cargo que ocupaba desde 2005.

La despedida pública del presidente que más tiempo estuvo en el poder de forma continuada en la historia del país se realizará en las próximas horas a puertas abiertas en el Senado de la Nación, según confirmó su hija Zulemita, y su cuerpo será inhumado en un cementerio islámico de la provincia de Buenos Aires, donde reposan los restos del hijo mayor del político.

“Mucha gente lo quería mucho a mi papá. Fue un gran hombre. Se podría o no estar de acuerdo con sus políticas, pero fue una gran persona, un gran amigo”, dijo Zulemita, emocionada, a las puertas de la clínica.

Según su abogado, Luis Dae, Menem falleció hoy a los 90 años, por una insuficiencia cardíaca.

Luego de haber sido ya internado en dos ocasiones en 2020, el senador fue hospitalizado el 15 de diciembre del año pasado para un control prostático, en el que se le diagnosticó una infección urinaria que complicó su ya delicado estado cardíaco.

Desde entonces, tuvo momentos de empeoramiento -llegó a ser inducido al coma- y de mejora -está “bastante mejorcito”, había dicho a EFE su exesposa Zulema Yoma el 8 de enero pasado-, pero no pudo recuperarse de los achaques que arrastraba desde hace tiempo.

“Lamento profundamente la muerte del expresidente Carlos Saúl Menem. Nos deja ante todo una buena persona, a quien recordaré con mucho afecto. Mis condolencias a sus familiares y amigos”, escribió en Twitter el conservador Mauricio Macri, también exmandatario (2015-2019), una de las tantas reacciones políticas al fallecimiento.

Tampoco faltó el mensaje de la actual vicepresidenta, Cristina Fernández, jefa de Estado de 2007 a 2015 y una de sus voces más críticas dentro del peronismo: “Ante el fallecimiento del expresidente Carlos Saúl Menem quiero expresar mis condolencias a su familia y a sus compañeros y amigos”, señaló.

¿Quién fue Carlos Menem?

Menem, hijo de padres sirios y abogado de carrera, dio el salto a la primera línea política tras ganar las elecciones de 1973 para gobernador de su Rioja natal, cargo que ocupó hasta 1976, cuando fue detenido tras el golpe que derivó en la última dictadura (1976-1983), y de nuevo desde 1983 hasta las elecciones presidenciales de 1989, que acabó ganando.

Con sus icónicas patillas y su alto perfil, Menem enfrentó la hiperinflación y el estallido social que habían llevado a Raúl Alfonsín (1983-1989) a adelantar varios meses los comicios y el traspaso del mando.

Controvertida fue así su gestión de la economía, con una gran apertura comercial y un intenso proceso de privatizaciones de empresas estatales: para derrotar la inflación, algo que logró, en 1991 implantó el “uno a uno” que mantuvo durante más de una década la paridad entre el peso y el dólar.

Un modelo que funcionó durante su primer mandato y convirtió a los 90 en una época de euforia, pero en el segundo -tras su reelección en 1995- empezó a mostrar desequilibrios y acabó explotando y sentando las bases, según algunos analistas, de la crisis del ‘corralito’ desatada en 2001, durante el mandato del conservador Fernando de la Rúa.

“He tenido muchas diferencias con él, (pero) nunca rompí el diálogo. (…) La realidad es que Menem era un personaje singular, un hombre que se hacía muy querible”, subrayó hoy Alberto Fernández, que definió al fallecido como un “animal político por naturaleza”.

Y es que su forma de gobernar, mezclada con su gusto por las carreras con su Ferrari, su perfil de ‘playboy’ o sus encuentros con Michael Jackson o Madonna, fue cuestionada dentro del heterogéneo partido fundado por el expresidente Juan Perón (1946-1955 y 1973-1974), por voces como los también exmandatarios Néstor Kirchner (2003-2007) y su viuda Fernández, que lo acusaron de impulsar un neoliberalismo que no consideraban propio del peronismo.

Polémicos fueron también los indultos que firmó en favor tanto de militares que participaron de la dictadura como de los líderes de las guerrillas de izquierda, lo que lo ubicó en contra de los principales organismos de derechos humanos.

er

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Sistema de Transferencia y Pagos. Optimiza el tiempo de tu empresa.
Publicidad