Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Internacional

Pasa Ley Bitcoin en El Salvador; se legaliza como forma de pago

El bitcoin será, junto con el dólar, moneda de uso nacional en toda tipo de transacciones en El Salvador

Publicado

el

Exigencias de Japón a criptomonedas tira el Bitcoin por debajo de los 7,500 dólares, Bitcoin

El Salvador hizo lo que ningún otro país, ni grande ni chico, se atrevió a hacer: autorizar el uso del bitcoin como moneda de curso legal.

La Asamblea Legislativa de El Salvador aprobó la madrugada del miércoles la legalización de la criptomoneda como forma de pago. La llamada Ley Bitcoin pasó con el visto bueno de 62 diputados de los 84 que conforman el recinto legislativo.

La nueva ley proclama que “todo agente económico deberá aceptar al bitcoin como forma de pago cuando así le sea ofrecido por quien adquiere un bien o servicio”, abriéndole paso a la criptomoneda en una economía que, aunque pequeña, amplía su mercado.

“En cada restaurante, hotel, banco, transacción personal; si quieres vender un auto, todo podrá pagarse con bitcoins o dólares. El bitcoin será tratado como moneda nacional, todos tendrán que aceptarlo”, explicó el presidente Nayib Bukele.

La decisión no se tomó sin jaloneos. La oposición abogó por una discusión más profunda y cuidadosa de la nueva ley, apelando a los altos niveles de volatilidad del bitcoin y a los posibles estragos que podría causar en la política monetaria del país.

Bukele aseguró que, con la Ley Bitcoin aprobada, se creará un fideicomiso en el Banco de Desarrollo de El Salvador para asegurar la conversión exacta de en dólares con cada transacción.

Cabe recordar que El Salvador no tiene una moneda nacional propia. El país centroamericano usó el colón desde la década de los ’30, pero éste fue sustituido en 2001 por el dólar estadounidense.

A las 10:05AM, el bitcoin registraba un un avance de 11.46% en sus cotizaciones, vendiéndose en más de 35 mil 400 dólares por unidad, de acuerdo con el portal Yahoo Finance.

El bitcoin ha recorrido un largo camino desde su lanzamiento en enero de 2009. La criptomoneda más popular y cara del mundo inició como un experimento financiero cuyo fin era eliminar a los grandes bancos y otras instituciones del sistema de transacciones monetarias. Su valor inicial se contaba en centavos de dólar; en marzo de este año, su valor llegó a superar los 60 mil dólares por unidad.

Esta criptomoneda -como muchas otras- es famosa y a la vez infame por sus altos niveles de volatilidad. Su valor en mercados puede dispararse y hundirse de un momento a otro, dependiendo del sentimiento en los mercados. Además, como no se encuentra estrictamente regulada por instituciones financieras ni nacionales ni internacionales, algunos inversionistas la ven como un activo de alto riesgo y los gobiernos la consideran también como una herramienta favorita para la evasión fiscal y las transacciones ilícitas.

A pesar de lo anterior, instituciones financieras, inversionistas y corporaciones están cada vez más interesadas en su uso. Tesla Motors, del multimillonario Elon Musk -uno de sus proponentes de más alto perfil-, compró a principios de año mil 500 millones de dólares en bitcoin. Varios bancos y casas de inversión consideran incorporarla a sus portafolios.

La criptomoneda no ha estado exenta de presiones. El gobierno chino prohibió a su uso bancos y procesadores de pago en el país, y el fisco estadounidense contempla rastrear transacciones con bitcoin de 10 mil dólares o más.

Por ahora, el presidente salvadoreño se declaró muy contento con la aprobación de la nueva ley, un hecho que calificó de histórico.

Te puede interesar: Bitcoin se hunde por plan tributario de Joe Biden

cach

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Banca, ¿palanca de crecimiento?
Publicidad