Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Nacional

Emilio Lozoya acumula más acusaciones; la UIF lo denunció por lavado de dinero

UIF identificó una trama de corrupción en Pemex que operó en el sexenio pasado; al menos 3,000 mdp fueron desviados

Publicado

el

Reforma Energética, Fepade, Lozoya, extradición

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) presentó una nueva denuncia por presuntos actos de corrupción en contra de Emilio Lozoya Austin, quien fue director general de Petróleos Mexicanos (Pemex) en el sexenio pasado, ante la Fiscalía Especializada en Materia de Combate a la Corrupción, de la Fiscalía General de la República (FGR).

La acusación también está dirigida contra 11 personas físicas y 33 empresas, por los probables delitos de corrupción política y desvío de recursos públicos, informó la UIF este domingo a través de un comunicado.

La UIF, que depende de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), dio a conocer que identificó un esquema de lavado de dinero en Pemex, que funcionó entre  los años 2012 y 2016, por medio de contratos con 34 empresas —todas ellas con vínculos corporativos, financieros y comerciales con la empresa constructora Odebrecht—.

Este esquema funcionó en tres niveles de operación “para favorecer a servidores públicos mexicanos y posiblemente financiar campañas políticas”.

En un primer nivel, las empresas recibieron recursos públicos de Pemex “y organismos gubernamentales de forma injustificada”.

Aquí, la UIF menciona el caso de una empresa que presuntamente recibió transferencias de 3,000 millones de pesos (mdp) por un servicio de construcción que no se cumplió, “lo que posiblemente fue parte de la mecánica de las operaciones”.

Sin embargo, la UIF –que encabeza Santiago Nieto Castillo— no precisó qué otros organismos públicos pudieron participar en la trama ni cuál es la empresa que supuestamente recibió los 3,000 mdp sin haber efectuado ninguna obra.

En el segundo nivel de operaciones, otras empresas recibieron los recursos de las contratistas y se encargaron de “transaccionarlos y estratificarlos mediante un esquema de triangulación”, con el propósito de entregarlos a otras compañías “con características de fachada”.

Estas últimas se ocuparon de “difuminar los rastros de los activos ilícitos mediante un esquema de dispersión de recursos”. Esto último, tuvo lugar presuntamente a través de retiros de efectivo en lugares donde se efectuaron procesos electorales como la Ciudad de México y los estados de Hidalgo, Tamaulipas y Veracruz.

Te puede interesar: El caso de Emilio Lozoya hace “tambalear” la lucha anticorrupción de este gobierno

Según la UIF, los retiros de dinero en la Ciudad de México pudieran estar relacionados con los sobornos que presuntamente se pagaron a Emilio Lozoya.

Como se sabe, Emilio Lozoya enfrenta otros procesos judiciales por el caso de la venta de la planta Agro Nitrogenados a Pemex en condición de sobreprecio, así como por recibir sobornos de Odebrecht por contratos de obras públicas en Hidalgo, Tamaulipas y Veracruz.

Tras haber regresado a México, extraditado desde España en julio de 2020, el acusado logró un acuerdo con las autoridades para enfrentar sus procesos en libertad. En sus declaraciones, el exfuncionario ha mencionado los nombres de unas 70 personas que presuntamente participaron en actos de corrupción en el sexenio pasado.

GC

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Sistema de Transferencia y Pagos. Optimiza el tiempo de tu empresa.
Publicidad