Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Nacional

En la ruta del Tren Maya, el público podrá visitar 45 zonas arqueológicas

Gobierno invierte 248 mdp en rescate y 5 mdp en mejoramiento de zonas arqueológicas

Publicado

el

arqueológica

Conforme avanzan las obras del Tren Maya también avanzan los trabajos de rescate, estudio y restauración de las zonas arqueológicas que se encuentran a lo largo de la ruta ferroviaria, para lo cual se han invertido unos 248 millones de pesos (mdp) en el salvamento arqueológico y casi 5 mdp en el acondicionamiento de las zonas arqueológicas para la recepción de visitantes.

La ruta completa del tren, que recorrerá 1,500 kilómetros en total en la Península de Yucatán, tendrá contacto con 45 sitios arqueológicos, varios de ellos ya conocidos como Palenque, Chichén Itzá o Tulum, y otros nuevos que fueron descubiertos durante la construcción del Tren Maya, todos los cuales estarán abiertos para los visitantes una vez que empiece a operar el ferrocarril, informó Diego Prieto, director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Te puede interesar: Tramo 5 del Tren Maya es viable, asegura Fonatur

En la conferencia de prensa de todas las mañanas de Presidencia de la República, el funcionario informó que, por instrucción del presidente Andrés Manuel López Obrador, además de las labores de rescate e investigación de las zonas arqueológicas y demás objetos antiguos que se han encontrado desde que comenzó la construcción, también ha sido necesario invertir en el mejoramiento de los sitios, con el propósito de recibir a turistas.

“El Programa de Mejoramiento de Zonas Arqueológicas (Promesa) ha servido para la investigación, la conservación, la infraestructura y la habilitación de servicios a los visitantes en 21 sitios arqueológicos donde aumentará el número de visitantes”, comentó Diego Prieto.

Por lo anterior, el funcionario reconoció que no todas las 45 zonas arqueológicas recibirán inversión del Promesa, porque los recursos son limitados.

Entre los trabajos que se han financiado a través del programa se encuentran rehabilitación, construcción, ampliación y mejoramiento de infraestructura existente, como los Centros de Atención a Visitantes (Cadis), instalaciones hidrosanitarias y eléctricas, plantas de tratamiento de aguas residuales, andadores y zonas de descanso con criterios de accesibilidad y letreros en español, maya e inglés, entre otras acciones.

Te puede interesar: Juzgado federal ordena suspender indefinidamente obras del Tramo 5 sur del Tren Maya

Asimismo, el INAH trabaja en los proyectos ejecutivos de construcción de dos nuevos museos de sitio, con arquitectura moderna, en los sitios de Chichén Itzá y la Ruta Puuc.

“Los primeros resultados se tendrán en marzo de 2023 y en diciembre 2023 los Cadis y los museos estarán listos para cuando comience a operar tren”, informó Diego Prieto.

En un recuento sobre los hallazgos arqueológicos en la ruta del Tren Maya, los expertos del INAH han encontrado 458,730 fragmentos de cerámica, 305 vasijas completas, 23,778 estructuras de inmuebles –como basamentos piramidales y caminos—, 373 enterramientos humanos, 1,334 bienes muebles diversos como cerámica y esculturas, así como 775 rasgos naturales relacionados con los antiguos asentamientos humanos –cuevas, cenotes, estructuras para siembra y canales para agua—, entre otros cosas.

“Podemos estar confiados en que el patrimonio está siendo cuidado, estudiado, resguardado y puesto en valor”, aseguró el funcionario ante el presidente López Obrador.

Diego Prieto refirió que la mayoría de los nuevos sitios arqueológicos que han sido descubiertos con las obras del Tren Maya se encuentra en el tramo entre Campeche y Yucatán.

Te puede interesar: Sargazo afecta turismo de algunas playas del Caribe, admite Marina

Sobre el polémico tramo 5, que en su división norte corre de Cancún a Playa del Carmen y en la división sur de Playa del Carmen a Tulum, el funcionario aseguró que de momento no se han encontrado vestigios arqueológicos relevantes, pero sí aceptó que el subsuelo de la zona se caracteriza por la presencia de cavernas y cenotes, cuya valoración estructural y natural corresponde a otras autoridades.

Por lo pronto, Diego Prieto aseguró que en los tramos 1 al 4 del Tren Maya, una proporción de 97% del terreno ha sido revisado por el INAH, por lo que ya tiene “el visto bueno” para continuar adelante con las obras de construcción.

“Ya no tenemos que regresar a hacer excavaciones, pero sí tenemos un inmenso trabajo en el laboratorio para la restauración acerbos”, concluyó el funcionario.

GC

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Sistema de Transferencia y Pagos. Optimiza el tiempo de tu empresa.
Publicidad