Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Nacional

Pemex vuelve a caer; Moody’s degrada su nota crediticia

Hay pocas probabilidades de que la calificación de la petrolera mejore en el corto plazo

Publicado

el

Inhabilitan a funcionario de Pemex por presuntos vínculos a 'Estafa Maestra'

A ojos de Moody’s, Petróleos Mexicanos (Pemex) continua cayendo.

La calificadora crediticia anunció el martes la degradación de la nota de Pemex, que bajó de Ba2 a Ba3, manteniendo su perspectiva negativa.

La petrolera estatal ya se encontraba dentro del grado especulativo en la escala de Moody’s. La caída del martes la deja a un peldaño de pasar de la zona especulativa a la altamente especulativa. Es decir, se volvería todavía menos atractiva para los inversionistas.

Moody’s explicó que la degradación de la nota de Pemex obedece a la poca confianza que tiene en su capacidad para librar el lastre financiero que carga. La calificadora considera que la petrolera no podrá resolver pronto sus problemas de liquidez y que no podrá generar un flujo de ingresos propios robusto y que le permita aumentar su inversión y aliviar parte de su deuda.

“[La nota] refleja la visión de Moody’s de que los requerimientos de liquidez y el flujo de efectivo libre negativo de la compañía aumentarán en los próximos tres años debido a los altos niveles de vencimiento de deuda y el menor flujo de efectivo operativo derivado de la expansión de su negocio de refinación”, se lee en el reporte de la nota.

Esto se debe a las presiones financieras que sufrirá Pemex en los próximos tres años por su nuevo negocio de refinación, por el peso de su misma deuda, por sus capacidades limitadas de inversión y por la volatilidad de los precios internacionales del petróleo.

Moody’s lleva tiempo advirtiendo sobre la situación financiera de Pemex. Nymia Almeida, vicepresidente senior de la calificadora, apuntó en entrevista para Fortuna y Poder que la empresa podría mantener cierta estabilidad en sus finanzas, mas no cuenta con un margen lo suficientemente amplio que le permita salir de la zanja en la que se encuentra.

“Pensamos que, entre pago de impuestos, inversión y pago de deuda, la empresa tiene muy poca flexibilidad. Va a preferir impuestos y hacer inversiones antes de pagar deuda”, apuntó la analistas.

Moody’s advirtió que una mejora en la nota crediticia de Pemex es “poco probable en el corto plazo” debido a su perspectiva negativa y a las bajas expectativas que tiene para sus finanzas.

De hecho, la cosa podría empeorar. Si Moody’s decide bajar la calificación crediticia del gobierno mexicano, la petrolera sentirá el golpe también. Lo mismo sucederá si las autoridades federales retiran los apoyos fiscales que lleva años facilitándole para mantener sus finanzas a flote.

Si Pemex quiere blindarse contra estos riesgos, necesita mejorar su posición de liquidez, financiar internamente sus inversiones y generar un flujo de efectivo lo suficientemente grueso como para reducir su deuda sin apoyo federal, apuntó la calificadora.

Te puede interesar: Pemex seguirá con una situación crediticia estable pero negativa: Moody’s

cach

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Sistema de Transferencia y Pagos. Optimiza el tiempo de tu empresa.
Publicidad