Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Noticias

El PIB no es igual a la riqueza

En un estudio, McKinsey & Co. deja abierta a la decisión de cada país la relación entre el PIB y la riqueza

Publicado

el

En un estudio, McKinsey & Co. deja abierta a la decisión de cada país la relación entre el PIB y la riqueza.

Así es, en su análisis, la consultora deja una apertura de decisión propia, en donde las naciones deberán coordinarse -entre los hogares, gobierno, sector financiero y el sistema- para poder incrementar la riqueza, ello, tras entender cómo tener una productividad mayor, derivado de una cadena sostenida de crecimiento del desarrollo económico, al mejorar el  poder adquisitivo de las personas ligadas a adquirir inversiones en activos, que den rendimientos en un menor plazo, y los pasivos puedan ser pagados en el menor tiempo.

Bueno, el PIB no es igual a la riqueza, son dos variables diferentes en las economías; el primero está basado en la productividad y el segundo en la forma en la que puede hacer frente la economía de un hogar, gobierno, sector financiero, y/o corporaciones, con el objetivo de incrementar el valor de los activos en relación con sus pasivos.

El mundo es más rico, pero más pobre en cuanto a productividad, es decir, ha dejado de pensar para sólo cobrar y no asegurar el futuro.

Los activos -casas, edificios e infraestructura- han sido el soporte para el incremento del patrimonio neto, pero estos no ayudan a tener un flujo de dinero cíclico incremental constante del largo plazo. Sólo ayudan al poder adquisitivo, a tener un soporte ante cualquier problema de una crisis financiera individual o grupal, por lo que tienen un alto riesgo, derivado en que pueden perder -ante cualquier degradación monetaria, y/o incremento de inflación- su valor tazado de avaluó.

Hoy existe en algunas economías un incremento de pobreza derivado de la contracción económica, y esto deriva en limitar a tener activos por las personas, empresas o gobiernos.

Países como Japón han apostado a la productividad en el sistema financiero enfatizando en tener una revalorización de sus activos en la manufactura, al actualizar, mejorar o al tener una mayor cantidad de activos intangibles.

EUA, con su plan de infraestructura y de mejores empleos, dejará a un lado la concentración de activos de hogares y tierra para cambiar la forma de incrementar la riqueza a la par del PIB, ello, al invertir en la mejora de la cadena de producción, como la manufactura en carros eléctricos, infraestructura carretera, e innovación a energías más asequibles a la población.

En las dos últimas décadas de acuerdo con el estudio:

  • El crecimiento económico ha sido lento en las economías avanzadas, pero el patrimonio neto, que durante mucho tiempo siguió el crecimiento del PIB, se ha disparado en relación con él.
  • Los precios de los activos aumentaron bruscamente y ahora son casi un cincuenta por ciento más altos que el promedio a un largo plazo en relación con los ingresos.
  • Una economía cada vez más impulsada por activos intangibles como softwares y propiedad intelectual.
  • El exceso de ahorros ha luchado por encontrar inversiones que ofrezcan suficientes retornos económicos y un valor duradero para los inversores.
  • Los ahorros se han abierto camino en las bienes raíces, que en 2020 representaron dos tercios del patrimonio neto.
  • Por un dólar en nueva inversión neta durante los últimos 20 años, los pasivos totales han aumentado en casi cuatro dólares, de los cuales, aproximadamente 2 dólares son deuda.

El estudio orienta sobre cómo los activos incrementaron su valor, pero no ayudaron para tener un mayor flujo de efectivo en un hogar, nación o negocio, y esto, derivado de que la gente no tiene un poder adquisitivo mayor que pueda ayudarle a balancear y diversificar sus activos respecto a sus pasivos.

El dinero que no circule para una productividad no generará un incremento en el PIB, y tendremos activos con alto valor y que nadie podrá comprar, al no tener el dinero para poder pagarlos.

Recuerda: si tú tienes una hipoteca o un crédito de un activo, no significa que es tuyo, es parte de tu patrimonio neto en el presente, pero en el futuro, al pagar, podría ser parte de una amortización para crecer para tus generaciones.

Ahora debemos preguntarnos: ¿El salario que tengo me ayuda a tener un patrimonio real o sólo son activos que se deprecian con el tiempo y pierden valor? ¿Qué tipo de activo debo de comprar, para no perder riqueza?

En el siguiente video está una explicación más detallada del estudio:

El mundo cambiará de paradigma a uno donde deberá considerar no sólo los activos tangibles, deberá incluir todo lo que no es palpable a los cinco sentidos del ser humano, a lo que estaba acostumbrado para ponerle valor.

Hay que entender que la riqueza depende del activo que tengas y en cómo lo vuelves productivo, esto ayudará a incrementar el PIB de un país. No hacerlo significa un atraso en el mediano plazo, ahora que todo mundo empezará de cero después de la pandemia.

El patrimonio neto es la reserva de valor que define la riqueza y ayuda a respaldar la generación de ingresos futuros.

Por Ramses Pech – Grupo Caraiva – León & Pech architect

Sígueme en Twitter: @economiaoil

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Sistema de Transferencia y Pagos. Optimiza el tiempo de tu empresa.
Publicidad