Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Organismos

Empresarios ofrecen echar la mano con distribución de vacunas

La IP puede ayudar con la distribución, logística y financiamiento del plan de vacunación, dijo Carlos Salazar Lomelín

Publicado

el

vacunas, plan de infraestructura, Aumento al salario mínimo en 2020, el más relevante en tres décadas: CCE, mujeres, economía, Acuerdo

La iniciativa privada volvió a extender la mano al gobierno mexicano, insistiendo en apoyar con recursos propios para acelerar la distribución y aplicación de vacunas contra el COVID-19 en el país.

Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), comentó el lunes que, aunque reconoce que el gobierno es quien está a cargo del plan de vacunación, la iniciativa privada podría echarle la mano.

“Por eso nuestra insistencia constante en que el sector privado puede ser alguien que ayude […] Lo que nosotros ofrecemos es solamente las capacidades que tiene el sector privado para ayudar en tres grandes objetivos: el objetivo de distribución, el objetivo logístico […] apoyo al financiamiento”, declaró el empresario en conferencia de prensa.

La IP podría tener listos los preparativos a partir de marzo, comentó Salazar Lomelín.

México echó a andar su plan nacional de vacunación el 24 de diciembre. Desde entonces, el proceso ha estado a cargo de las autoridades locales y federales; la Secretaría de Salud maneja la aplicación y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se encarga de mover y entregar las dosis.

Aunque el plan de vacunación sigue siendo asunto del gobierno, este no ha descartado la participación del empresariado. Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, comentó a finales de diciembre que se estaba contemplando coordinar con la IP para readaptar fábricas y otras instalaciones laborales como centros de vacunación.

Las más de 500 mil dosis de la vacuna que han llegado al país están bajo control del gobierno. Sin embargo, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) comentó que no impedirá que las empresas compren dosis directamente de los laboratorios.

La vacunación es un asunto urgente no sólo para la salud del país, sino para su economía también. La pandemia del COVID-19 dejó heridas profundas y graves en la actividad económica, el empleo, los ingresos de los hogares, la confianza de los inversionistas y otros indicadores clave.

Aunque no resolverán la pandemia por sí mismas, las vacunas representan la esperanza más fuerte para que el mundo vuelva a la normalidad, o a algo que se asemeje a ella. Mientras tanto, permanecerán las restricciones a la actividad económica y a la movilidad.

A la fecha, se han aplicado en México 468 mil 708 dosis de la vacuna contra el COVID-19. El país anticipaba un cargamento de más de 400 mil dosis el martes, enviado por los laboratorios Pfizer y BioNTech, pero, a petición de las Naciones Unidas, el lote se reducirá a la mitad.

 

Te puede interesar: Pfizer reanudará entregas a México de vacunas contra Covid-19 a mediados de febrero: Arturo Herrera

cach

Fortuna y Poder

Marco Mares
La revolución digital de las inversiones, el trading social.
Ahorro Voluntario: Todo lo que debes saber . Marco Mares y el Dr.Abraham Vela
Publicidad