¿Cuáles son los retos que enfrentan los esquemas de pensiones?
lunes , octubre 22 2018
Home / Primero Dinero / ¿Cuáles son los retos que enfrentan los esquemas de pensiones?

¿Cuáles son los retos que enfrentan los esquemas de pensiones?

El gasto en pensiones para 2016 pasó a ser de 3.3 por ciento y 17 por ciento del gasto programable, mejor que al inicio de la década, cuando representó 2.6% del PIB

pixabay.com

La Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) refirió un sistema de pensiones de doble posibilidad llamados de “Beneficio Definido” o BD y “Contribución Definida” o CD, de las que los retos mayúsculos se encuentran en las primeras, informó mediante su blog.

Explica que los esquemas BD están predeterminados con base a una fórmula establecida por el historial del salario de los trabajadores, el tiempo de cotización y la edad.

Es decir, los trabajadores activos aportan parte de su salario para financiar las pensiones de los trabajadores retirados, implicando una transferencia intergeneracional de recursos.

Por el contrario, en el sistema de CD el trabajador y el patrón aportan una cuota a una cuenta individual y la pensión recibida depende directamente de las aportaciones del trabajador y el rendimiento acumulado de éstas.

La Consar especificó que en las últimas décadas se ha observado una sustitución creciente de los esquemas de BD por los de CD o la creación de esquemas de CD complementarios a los de BD. En caso particular, México siguió esta ruta cuando sustituyó su antiguo sistema BD por un sistema de cuentas individuales en 1997.

Ejemplificó que todos los trabajadores que actualmente llegan a la edad de jubilación y cotizaron antes de las reformas de 1997 y 2007 seguirán retirándose bajo las reglas del sistema de BD, el cual no dejará de tener obligaciones hasta que se extinga la generación de transición.

De tal manera que los retos caminan por la transición demográfica del país; los esquemas de pensiones de BD fueron creados en una época donde existía una menor esperanza de vida de la población, además de una creciente población joven.

Sin embargo, el envejecimiento poblacional que se vive en México y en el mundo ha incrementado la tasa de dependencia, definida como el número de personas de 65 años o más sobre el número de personas en edad de trabajar entre 15 y 64 años, externó la Consar.

Los tiempos han cambiado para los mexicanos; se estima que en 2050, 15.82 por ciento de la población será de adultos mayores, equivalentes a mil 546.06 millones, con una tasa de dependencia de 25.2 por ciento.

 

 

La Consar continúa el planteamiento diciendo que los sistemas BD, en caso de no estar debidamente fondeados, pueden llegar a comprometer la estabilidad de las finanzas públicas y representar una alta carga fiscal para la generación que se encuentra activamente en el mercado laboral.

Durante 2010, el gasto en pensiones en México representó 2.6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). Tan solo 6 años después, para 2016, esa cifra pasó a ser de 3.3 por ciento y 17 por ciento del gasto programable. Las estimaciones futuras prevén que este gasto crezca al menos los próximos 20 años, dado que estará retirándose la mayor parte de la generación de transición.

 

 

En tanto, la Consar detalla que uno de los principales retos de los esquemas de Beneficio Definido es cómo, en el contexto de un acelerado cambio demográfico, mantener una adecuada equidad entre generaciones.

En México existe un enorme reto de equidad intergeneracional entre aquellos trabajadores que iniciaron su vida laboral antes de 1 de julio de 1997 y los que empezaron a cotizar después de dicha fecha, aclara la Consar.

Los trabajadores que cotizaron antes del 1 de julio de 1997 tendrán acceso a generosas pensiones de beneficio definido, las cuales son subsidiadas con recursos fiscales.

Por su parte, los trabajadores que iniciaron su vida laboral posterior a julio de 1997, no tendrán acceso a dichas pensiones y subsidio pero además tendrán que pagar con sus impuestos el creciente gasto pensionario de la generación anterior.

A todo esto, la Consar reconoció las recomendaciones emitidas por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) hacia las pensiones de Beneficio Definido, entre las que destaca una flexibilidad de derechos, posibilidad de disminuir las obligaciones de pago ante determinados factores, riesgo compartido entre patrocinador y trabajador, activos más riesgosos, valuación de los pasivos y una transparencia ante la sociedad.

La comisión concluyó que las nuevas generaciones no están al tanto de que son sus impuestos los que están financiando las pensiones de los adultos mayores, y que ellos difícilmente gozarán de dichos beneficios.

Te puede interesar: Reforma en pensiones, tarea pendiente para próximo presidente: Amafore

DHC

About Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

If you agree to these terms, please click here.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.