domingo , diciembre 8 2019
Home / Primero Dinero / Si la lluvia no te convenció, un sismo te lo repite: asegura tu casa

Si la lluvia no te convenció, un sismo te lo repite: asegura tu casa

Para millones de mexicanos la casa es el principal patrimonio, no obstante hay menos casas aseguradas que automóviles, según los aseguradores.

Desarrollo económico de SLP ha permitido el impulso a la vivienda

México es un país expuesto a múltiples riesgos debido a su posición geográfica: huracanes, erupciones, cambios de temperatura, inundaciones y sismos lo amenazan de forma constante. Muestra de esto son los huracanes que han golpeado las costas y el sismo de 8.4 grados que sacudió Oaxaca e impactó en 10 entidades más, incluida la Ciudad de México la noche de este jueves.

Este movimiento, el más fuerte en los últimos 100 años según datos del Sismológico Nacional, aunque el más destructivo fue el de 1985, el cual costó al sector asegurador 400 millones de dólares, según datos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), cifra actualizada cercana a 45,000 millones de dólares.

Ante la incertidumbre sobre dónde vivir en la capital mexicana para no tener daños fuertes en caso de un sismo se debe verificar que el inmueble que compramos o rentamos tiene los parámetros mínimos de seguridad estructural que la ley obliga. 

Las zonas más sísmicas de la Ciudad de México se encuentran en Milpa Alta, Álvaro Obregón, Cuajimalpa, Iztapalapa, Iztacalco y Gustavo A. Madero donde ha sido la necesidad de vivienda, lo que ha llevado a la gente a construir, sin permisos ni supervisión adecuada en laderas, barrancas y zonas minadas.

  • Asesórate con un especialista en el tema, puede ser arquitecto, ingeniero o directamente en Protección Civil, para verificar que el inmueble cuenta con los mínimos indispensables en seguridad estructural.
  • Compra un seguro, porque si llegara a existir una contingencia, tienes el respaldo de que tu inversión no se va a perder en lo absoluto.
Protege tu inversión, es el patrimonio familiar

De acuerdo con la aseguradora Axa México, sólo 3 de cada 100 viviendas en el país están protegidas con un seguro contra sismos, de éstas 25% protege sólo la deuda hipotecaria que se tiene al momento de adquirir dicho inmueble. Para millones de mexicanos su casa es el primer y, a veces, único patrimonio.

Los seguros de casa habitación se encuentran en el ramo de Seguros de Daños. Este tipo de pólizas cubren la vivienda por catástrofes naturales como terremoto, rayos y explosiones, erupción volcánica y riesgos hidrometeorológicos.

TE PUEDE INTERESAR: Sismo fue una tercera parte del terremoto de 1985: SSN

Se dividen en dos, la que cubre la estructura y la que ampara los contenidos, ambas se contratan por separado y son complementarias; se pueden agregar beneficios adicionales como responsabilidad civil (RC) protección contra descargas eléctricas, servicios de plomería, emergencias, entre otros.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), las viviendas de interés social tienen una prima promedio anual entre 1,500 y 2,000 pesos; las de un precio de 500,000 pesos pagan entre 3,000 y 8,000 pesos anuales, dependiendo del valor comercial de la misma, la zona donde se ubica.

En México operan 104 empresas aseguradoras, 85 están registradas ante el Buró de Entidades Financieras de la Condusef; de ellas 25 ofrecen esta cobertura para las casas habitación de las personas.

Al contratar:
  • Identifica los riesgos a los que tú, tu familia y tu patrimonio están expuestos. Por ejemplo, las necesidades de protección son diferentes si vives en una casa propia o en una casa rentada.
  • Conoce las condiciones y alcances de tu póliza; si es la que te dieron con tu crédito sólo protege el pago de la vivienda y no la vivienda.
  • Recuerda que la prima del seguro debe ser suficiente para restablecer tu situación patrimonial; si es menos y ocurre el siniestro podrías estar mal protegido, también hay un problema si está sobre valuada.

Tengo un siniestro, ¿qué debo hacer?

  •  Reportar el daño a la compañía de seguros.
  • Solicitar la presencia de un ajustador.
  • Evaluar las pérdidas.
  • Cubrir el deducible.

Te recomendamos leer

Revisan acciones para mitigar el riesgo de ciberataques

Ciberataques afectan a 2 billones de usuarios en el mundo en el 1S19

El costo promedio de pérdidas para una empresa puede alcanzar los 2.4 millones de dólares