Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Primero Dinero

¿Pueden usar el padrón de celulares para robarme dinero?

Adolfo Loera, de Biometría Aplicada, aseguró que no hay manera de que pueda usarse el padrón de celulares para robo de identidad

Publicado

el

¿Pueden usar el padrón de celulares para robarme dinero?

La creación del padrón de celulares, que requerirá la recopilación de datos biométricos de usuarios de líneas telefónica móviles, revivió el debate sobre las bondades y riesgos de vincular este tipo de información a teléfonos, cuentas bancarias y demás servicios.

Los datos biométricos son información recabada desde el cuerpo de una persona: huellas dactilares, patrones del iris y estructura facial. Suelen utilizarse para identificar con mayor certeza a una persona y son aprovechados tanto por proveedores de servicios (bancarios, de telecomunicaciones, etc.) como por gobiernos.

Con la aprobación del padrón de celulares, hay dudas sobre si esta información podría ser extraída y aprovechada por criminales cibernéticos para sacar dinero de cuentas bancarias.

Adolfo Loera Moreno, presidente del Consejo de Administración de Biometría Aplicada, asegura que la probabilidad es prácticamente nula.

Lorea Moreno explicó que los datos biométricos sirven para que sólo las personas dueñas y originarias de esos datos puedan hacer uso de los mismos para acceder a otro tipo de servicios e información. Además, los lectores de biometría no responden a imágenes únicamente; para destrabar datos resguardados con biometría, es necesario presentar la huella dactilar real, el iris o el rostro de la persona.

A este candado se suma que estos datos son cifrados y desagregados, como una especie de rompecabezas, por lo que si alguien intenta hacer uso de ellos, tendrá que hacer sentido de la información.

“El delincuente requería de una seria de complejos algoritmos para lograr descifrar el código y para poder ligarlos a los datos biométricos, lo cual, con la tecnología actual, le llevaría cerca de 50 años. Es decir, aunque el delincuente tenga en su posesión esta información, no podría reproducirla ni utilizarla”, explicó.

Loera Moreno recalcó la utilidad e importancia del uso de datos biométricos como candados en contra del robo de identidad, el hackeo y otras formas de crimen cibernético.

Puso como ejemplo el uso de biométricos en la banca y la administradoras de ahorro para el retiro (afores).

“Podemos ver que en el primer caso se ha logrado reducir el nivel de fraude en el otorgamiento de crédito, mientras que en el segundo han combatido con éxito los traspasos no reconocidos de una afore a otra, así como los retiros por desempleo que no venían del titular de la cuenta”, apuntó.

Los flancos más vulnerables del sistema financiero, añadió, son aquellos que dependen de elementos físicos, como el uso directo del plástico (tarjetas) o de contraseñas numéricas (NIP y CVV).

Te puede interesar: Presenta IFT controversia constitucional contra padrón de celulares

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Banca, ¿palanca de crecimiento?
Publicidad